El Infinitivo griego

1. Construcción del Infinitivo.

Puede construir su sujeto en Nominativo, éste precisamente es el caso de:

  1. Algunos infinitivos imperativos: Σύ μοι φράζειν “dime”
  2. Las formas perifrásticas con infinitivo: ἔγω λέγειν “puedo decir”
  3. Todas aquellas estructuras que tradicionalmente se conocen como de Nominativo con Infinitivo (NcI), especialmente frecuentes cuando el regente es un verbo de “decir” en pasiva: λέγεται ἡ μάχη πάνυ ἰσχυρὰ γεγονέναι “se dice que la batalla ha sido dura”
  4. En la llamada construcción personal: δοκῶ ἀδυνάτη εἶναι “me parece ser incapaz”

Se construye con acusativo AcI (Acusativus cum Infinitivo). La estructura AcI es habitual incluso cuando hay correferencial en los sujetos, cosa que frecuentemente sucede con verbos de actividad intelectual o de lengua: δοκῶ ὑμᾶς ἀδυνάτους εἶναι “me parece que sois incapaces”

Un tercer nivel es que no aparece reflejado el sujeto del infinitivo, pero éste queda recogido en un argumento del verbo regente. Tal argumento suele expresarse en genitivo o dativo. Se conoce como D+I (Dativo más infinitivo) o como G+I (Genitivo más infinitivo). Es muy habitual que aparezca en la predicación de infinitivo un verbo copulativo y un adjetivo como predicado nominal concretando en genitivo o dativo: δέομαι σου προθύμαι εἶναι “pido de ti que estés bien dispuesto”

2. Tipología del Infinitivo.

Aceptamos (con Stork entre otros) que el comportamiento de los distintos infinitivos puede englobarse en dos categorías distintas: infinitivos dinámicos y declarativos. Los primeros no expresan tiempo relativo, sólo expresan aspecto, no aparecen en general en futuro, su negación es μή y tienden a ser más un nombre verbal. Los declarativos expresan tiempo relativo, se dejan modificar por la partícula y con ello pueden expresar las nociones de probabilidad, posibilidad e irrealidad, aparecen en futuro, su negación es οὐy tienden a comportarse menos como nombre verbal. Los declarativos dependen, en general, de verbos que significan: decir, pensar, percibir; los dinámicos de verbos más relacionados con la expresión de voluntades: querer, ordenar, permitir, deber. Pero hay que tener en cuenta que las clases de verbos no son cerradas y que, por ejemplo, un mismo lexema verbal puede pertenecer a dos clases distintas de verbos. Así “decir” es tanto un verbo de lengua como un verbo de orden: “dijo que vendría”, “te dijo que te callaras”.

Si la primera parece trasponer: “vendré mañana”, que es un aserto la segunda traspone: “¡cállate!” que es una orden. De estos verbos decimos que tienen dos entradas léxicas, que existen un “decir 1” que significa “hablar”, “enunciar” y un “decir 2” que significa “ordenar”. Los verbos de “lengua” construyen infinitivos que sí marcan tiempo relativo pero los verbos de “orden” construyen infinitivos que no los marcan.

Repasamos algunos casos de modificación por partícula. Hay que tener en cuenta que ésta es siempre imperfecta. En el primer ejemplo habríamos esperado una forma de posibilidad: δοαῶ ὑμᾶς ἀδυνάτους ἄν εἶναι “me parece que seríais incapaces”. Mientras que el segundo parece equivaler a un irreal imposible para el presente: δοκῶ ὑμᾶς ἀδυνάτους ἂν γενέσθαι “me parece que habríais sido incapaces”.

3. Funciones sintácticas de la predicación de infinitivo.

3.1. Como argumento de verbos.

El agente puede ser tanto un verbo personal como impersonal: ἐγὼ δὲ σοι οὐκ ἂν δυναίμην ἀντιλέγειν “no podría contradecirte”. Ocupa la predicación posiciones de Sujeto o de Objeto.

3.2. Infinitivo como complemento de adjetivos.

En este grupo pueden quedar sólo las apariciones con adjetivo, no con adjetivo más verbo. Se trataría más propiamente de apariciones en el sintagma nominal dejando para el grupo anterior las que refieran a la predicación: ἄξιος θαυμάσαι “digno de admirar”.

La función sintáctica de los infinitivos en cuestión es la modificación del adjetivo, operan por tanto dentro del término, pueden tener valor de restricción o especificación con mucha frecuencia.

3.3. Infinitivo apositivo.

Un infinitivo puede estar en aposición a un adverbio, pronombre o sustantivo en la misma función que éste y aportando un contenido del que carece el elemento al que se añade. En muchas ocasiones este elemento tiene un claro valor catafórico: τοῦτο λέγω, σιγᾶν.

La aposición no es una estructura sintáctica específica sino un aumento de información sobre un término con una función sintáctica y semántica. Por consiguiente tiene las mismas funciones sintácticas y semánticas que el elemento al que añade información.

3.4. Infinitivo epexegético (final consecutivo).

Se incluyen como epexegético los que son extensiones opcionales y, usualmente, esa extensión se interpreta semánticamente según el contexto como representando el propósito o el resultado pero la función del infinitivo es básicamente explicativa: τοῦτο λέγω ἀπολογίζεσθαι “digo esto para defenderme”.

3.5. Infinitivo parentético (continuado en oración independiente).

El grupo más abundante lo constituyen infinitivos no gobernados por el verbo temporal que los rige sino por el de la oración precedente.

3.6. Infinitivo en subordinada con conjunción.

Con las conjunciones πρίν, ὥστε, πρότερον ἤ, πρίν ἤ y construcciones similares encontramos infinitivo: ἦσαν Δαρείῳ καὶ πρότερον ἤ βασιλεὺσαι γεγονότες τρεῖς παῖδες “Tenía Darío, antes de subir al trono, tres hijos”.

Lo mismo sucede en las consecuencias de ὥστε, y algunas estructuras de ὥς y ἐπ’ ᾧ condicional: “sobre la base de”.

3.7. Infinitivo con artículo y/o preposición.

Se incluyen el infinitivo con artículo, con preposición, con artículo y preposición. El infinitivo puede aparecer en funciones sintácticas de sujeto: τὸ χαίρειν ἐστὶν εὖ ἔχειν “estar alegre es estar bien”; complemento de verbo: ἄρξαντες τοῦ διαβαίνειν “habiendo empezado a cruzar”; como objeto: Pl. Grg. 522e. αὐτὸ τὸ ἀποθνήσκειν οὐδεὶς φοβεῖται “al morir en sí mismo nadie teme”; determinante de adjetivo: X. Cyr. 1.5.13. τὶ οὖν ἐστιν… τοῦ τοῖς φίλοις ἀρήγειν κάλλων; “¿qué puede haber más hermoso que complacer a los amigos?”; como satélite de finalidad o de causa: διὰ τὸ στέργειν “por amar”. Tienen las mismas funciones sintácticas de los sustantivos y de los sintagmas preposicionales.

3.8. Infinitivo pro imperativo.

Incluye en sentido amplio a todos aquellos que indican una orden. Muy frecuente en textos legales. No es necesario que aparezca un verbo que signifique ordenar, ni que haya que suplirlo.

3.9. Infinitivo Absoluto.

Se trata de infinitivos parentéticos que señalan los límites de un aserto. Se incluyen expresiones muy idiomáticas como: δοκεῖ ἐμοί “a mi parecer”, ὡς ἔπος εἰπεῖν “por decir así”.

Probablemente como subtipo de éste podamos entender los tradicionales infinitivos explicativos que son expresiones parentéticas con el añadido de que hay satélites que expresan una variable diferente: sorpresa o énfasis por parte del hablante. Como satélites de este nivel podemos incluir los llamados genitivos exclamativos: ἐμὲ παθεῖν τάδε “¡aguantar yo esto!”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s