Modo y Modalidad en griego

Podemos definir “modalidad” como el conjunto de actividades propias que el hablante refleja en un enunciado, a propósito del hecho referido en esa proposición. Estas actitudes son múltiples y pueden expresarse por medios muy diferentes y tienden a configurarse de forma escalar y no polar. El modo verbal, por otra parte, es uno de los medios de expresión de la modalidad, pero no el único.

En la noción “actitudes del hablante” se incluyen tres zonas diferenciadas que no son mutuamente excluyentes.

A) El hablante puede expresar qué grado de realidad asigna a la ocurrencia de la situación o el estado referido por la predicación. Entre el punto máximo de realidad y el punto mínimo cada lengua codificada una serie de posiciones. Parece que el griego marca las siguientes: Real / Probable / Posible / Irreal. Estos contenidos se conocen como “modalidad epistémica”. Y se expresan por medio de los modos verbales, por medio de satélites de modalidad (habitualmente adverbios) y por medios léxicos.

B) El hablante puede que expresar el estrado o la situación referida constituyen una obligación, un deber moral o una capacidad habitualmente del sujeto de la predicación. Estos contenidos se conocen como “modalidad deóntica”. Y se expresan por medios léxicos.

H. 1.8. πάλαι δὲ τὰ καλὰ ἀνθρώποισι ἐξεύρηται, ἐκ τῶν μανθάνειν δεῖ. “De antiguo están descubiertos hermosos principios de los que hay que aprender”

Pl. Phdr. 229e. οὐ δύναμαί πω κατὰ τὸ Δελφικὸν γράμμα γνῶμαι ἐμαυτόν: “No puedo conocerme a mí mismo según el precepto Délfico”

C) El hablante puede expresar su intención, su voluntad. Puede dar una orden, transmitir información, pedir información, entre otras finalidades. Estos contenidos se conocen como “modalidad del acto de habla”. Y se expresan por medio de estructuras de frase determinadas, por medios léxicos y por medio de los modos verbales. Son directas si la formulación lingüística es la específica del acto de habla e indirectas si no coinciden.

S. OT. 226. τοῦτον κελεύω πάντα σημαίνειν ἐμοί: “Le ordeno que me lo declare todo” (=¡Qué me lo declare todo!)

1. Modo Indicativo.

1) Expresa típicamente que el hablante considera real el hecho o estado referido por la predicación. La negación que aparece es negación οὐ.

S. OT. 23. Πόλις γάρ, ὤσπερ καὐτὸς εἰσορᾷς, ἄγαν / ἥδη σαλεύει. “La ciudad, como tú mismo estás viendo, en demasía se agita…”

La presencia de un adverbio de modalidad modifica el contenido de modalidad que exprese el indicativo:

S. OT. 1078-1079. αὔτη δ’ ἴσως, φρονεῖ γὰρ ὡς γυνὴ μέγα, / τὴν δυσγένειαν τὴν ἐμὴν αἰσχύνεται. “Pero ella, quizás, pues como mujer es soberbia, se avergüenza de mi humilde origen”

2) En tiempo pasado los verbos modales y algunos otros expresan que la situación o el estado “debían” ocurrir pero no lo hacen. Son, por tanto, expresión de irrealidad. La irrealidad puede ser de un hecho situado en presente o en pasado. Hay tendencia a que para la primera situación se use un imperfecto y para la segunda aoristo.

S. P. 418. τούσδε γὰρ μὴ ζῆν ἔδει. “Éstos que no debían estar vivos” (irreal de presente)

S. OT. 1367. κρείσσων γὰρ ἦσθα μηκέτ’ ὢν ἢ ζῶν τυφλὸς. “Estarías mejor no existiendo que viviendo ciego” (irreal de presente)

3) Modo indicativo en tiempo pasado modificado por la partícula ἄν significa que la acción o el estado se presenta como “irreal”.

S. OT. 432. οὐδ’ ἰκόμην ἔγωγ’ ἄν, εἰ σὺ μὴ ‘κάλεις. “No habría venido si no me hubieras llamado”

Sin partícula modal pero modificado por un adverbio que significa “por poco”, “casi”:

Pl. Ap. 17a. ἐγὼ δ’ οὖν καὶ αὐτὸς ὑπ’ αὐτῶν ὀλίγου ἐμαυτοῦ ἐπελαθόμην, οὔτω πιθανῶς ἔλεγον. “Pero yo mismo por poco me olvidé de mí mismo, tan convincentemente hablaban”

4) Modo indicativo en tiempo pasado modificado por la partícula εἴθε expresa deseos imposibles referidos a presente o pasado. Lo mismo se indica por medio del pasado del verbo “deber”.

S. OT. 1217. ἴθε σ’ εἴθ’ ἐ<γὼ> μήποτ’ εἰδόμαν: “¡Ojalá, ojalá que yo no te hubiera visto nunca” (deseo imposible referido a pasado)

Hom. Od. 5.308-310. ὡς δὴ ἐγὼ γ’ ὄφελον θανέειν. “Debía haber muerto…!” (=¡Ojalá hubiera muerto!)

5) Modo indicativo en tiempo futuro para órdenes:

S. An. 1039. τάφῳ δ’ ἐκεῶον οὐχὶ κρύψετε: “A este de ninguna forma en un sepulcro enterraréis”

En el ejemplo siguiente el futuro se coordina con una forma de imperativo.

Pl. Pr. 338a. ὣς οὖν ποιήσετε, καὶ πείθεσθέ μοι. “Actuaréis así y hacedme caso”

6) Modo indicativo en tiempo futuro y oración interrogativa negada para órdenes bruscas.

S. OT. 637-638. οὐκ εἶ σὺ τ’ οἴκους σύ τε, Κρέων, κατὰ στέγας, / καὶ μὴ τὸ μηδὲν ἄλγος εἰς μέγ’ οἴσετε; “¿No entraréis tú y tú, Creonte, en casa y dejaréis de llevar como gran dolor lo que es nada?”

7) Modo indicativo en tiempo futuro modificado por la partícula como aserto cauteloso (no siempre aceptado por todos que exista esta combinación).

Pl. Rep. 615d. “οὐχ ἤκει”, φάναι, “οὐδ’ ἄν ἤξει δεῦρο”. “No ha llegado, dijo, ni seguramente llegará aquí”

8) Modo indicativo, tiempo pasado, modificado por partícula para expresar repeticiones en el pasado:

E. Ph. 400-401. πόθεν δ’ ἐκβόσκου, πρὶν γάμοις εὑρεῖν βίον; -ποτὲ μὲν ἐπ’ ἦμαρ εἶχον, εἶτ’ οὐκ εἶχον ἄν. “¿De dónde te alimentabas, antes de encontrar el sustento en el matrimonio? -A veces tenía para el día, a veces no tenía”

2. Modo Subjuntivo.

1) Subjuntivo exhortativo, en primeras personas del plural y sin partícula. La negación es μή o sus compuestos:

S. An. 153. θεῶν δὲ ναοὺς χοροῖς / παννυχίοις πάσας ἐπέλθωμεν. “Vayamos a todos los templos de los dioses con coros nocturnos”

2) Subjuntivos de aoristo en segunda y terceras personas para orden negativa, prohibiciones. Sin partícula. Para orden positiva quedan algunas huellas escasas del uso (en S. Ph. 300, por ejemplo).

S. An. 84-85. ἀλλ’ οὖν προμηνύσῃς γε τοῦτο μηδενὶ / τοὔργον, κρυφῇ δὲ κεῦθε, σὺν δ’ αὔτως ἐγὼ. “Pero no le reveles el hecho a nadie, mantelo oculto, y lo mismo haré (yo)”

3) Subjuntivos volitivos en primera persona de singular para expresar la intención o la voluntad:

S. Tr. 802. πόρθμευσον ὡς τάχιστα, μηδ’ αὐτοῦ θάνω. “Muéveme lo más rápido posible, no quiero morir aquí / que no muera yo aquí”

4) El subjuntivo con partícula expresa probabilidad. Es decir, se expresa que la certidumbre sobre la realidad del hecho es menor. Está en griego clásico limitado a oración subordinada. En oración, independiente se expresa el mismo contenido por medio de indicativo modificado por adverbios o partículas. Esta noción tiene dos vertientes, es especialmente apta para acontecimientos por venir:

S. An. 86-87. πολλὸν ἐχθίων ἔσῃ / σιγῶσ’, ἐὰν μὴ πᾶσι κηρύξῃς τάδε. “Mucho más odiosa me resultarás si guardas silencio, si no lo pregonas a todos”

Y lo es también para acontecimientos que se repiten, de cuya ocurrencia no cabe más que aproximaciones y no certidumbres.

Hdt. 1.136. πρὶν δὲ ἢ πενταέτης γένηται, οὐκ ἀπικνέεται ἐς ὄψιν τῷ πατρί. “Antes de que cumpla cinco años no se le lleva a presencia de su padre”

En el estadio homérico puede aparecer subjuntivo y sin partícula para expresión de lo probable y en oración no subordinada:

Hom. Il. 1.262. οὐ γάρ πω τοίους ἴδον ἀνέρας οὐδὲ ἴδωμαι. “Nunca vi hombres tales, ni cabe esperar que los vea”

5) Subjuntivo deliberativo. En oraciones interrogativas expresando sencillamente duda o incertidumbre.

S. OC. 310. Ὦ Ζεῦ, τί λέξω; ποῖ φρενῶν ἔλθω, πάτερ; “¿Zeus, qué debo decir? ¿A qué pensamientos debo encaminarme, padre?”

Pl. Rep. 337b. πῶς λέγεις; μὴ ἀποκρίνωμαι ὦν προεῖπες μηδέν; “¿Cómo dices? ¿Que no responda?”

6) Subjuntivo sin partícula tradicionalmente etiquetado como “de temor“, expresa incertidumbre del hablante. No es necesario que se exprese el verbo de temor, basta con que haya una idea implícita. Acompañado de la negación μή (no sea que) cuando la idea es positiva y cuando es negativa (no sea que no) de μή οὐ.

Pl. Ap. 39a-b. ἀλλὰ μὴ οὐ τοῦτ’ ᾗ χαλεπόν, ὦ ἄνδρες, θάνατον ἔκφυγεῖν, ἀλλὰ πολὺ χαλεπώτερον πονηρίαν: “Pero quizás no sea esto lo difícil, señores, escapar de la muerte, sino que lo sea mucho más hacerlo de la maldad”.

3. Modo Optativo.

1) Optativo expresando posibilidad, con partícula. Hay una confianza decreciente en la realidad del hecho referido. En oración independientes y en subordinadas.

Pl. Crat. 402a. δίς ἐς τὸν αὐτὸν ποταμὸν οὐκ ἄν ἐμβαίης. “No podrías bañarte dos veces en el mismo río”

Un hablante puede expresar como posible cualquier cosa por más que esa acción o estado resulte totalmente irreal a juzgar por la información que tenemos del mundo. Es lo que sucede en:

S. E. 548. φαίη δ’ ἄν ἡ θανοῦσά γ’, εἰ φωνὴν λάβοι. “Lo diría la muerta si recibiera voz”

Sin partícula puede aparecer y especialmente si hay algún tipo de adverbio que modifique o si la referencia es genérica:

E. Hipp. 1186. καὶ θᾶσσον ἢ λέγοι τις. “Y más rápido de lo que uno pudiera decirlo”

2) Optativo de cortesía, es una variante del anterior. No hay de hecho certidumbre menor, sino que se emplea el optativo como un recurso para matizar el aserto:

S. OT. 95. λέγοι μ’ ἂν οἷ’ ἤκουσα τοῦ θεοῦ πάρα. “Diría lo que he escuchado de parte del dios”

3) El optativo sin partícula, acompañado o no de interjecciones, sirve para expresar la orden atenuada, que es el deseo:

El. 1090-1094. Ζῴης Μοι / καθύπερθεν χερί / πλούτῳ τε τῶν ἐχθρῶν, ὅσον / νῦν ὑπόχειρ ναίεις: “¡Ojalá vivas tan por encima de tus enemigos en fuerza y en riqueza como ahora vives por debajo”

En ático sólo para deseos posibles, aunque quedan huellas de un estadio anterior en que era posible usar siempre el optativo.

Eur. An. 766-767. ἢ μὴ γενοίμαν ἢ πατέρων ἀγαθῶν / εἴην πολυκτήτων τε δόμων μέτοχος. “¡Ojalá no hubiera nacido o hubiera tenido unos padres buenos!”

4) En ocasiones se expresan por medio de optativos de deseo órdenes reales, de un hablante que está en condiciones de darlas, a un oyente que es susceptible de recibirlas, en materias en que se puede ordenar algo y siendo la intención del que las enuncia hacerlo así. Se expresa de esta forma para atenuar la brusquedad de la orden.

Pl. Legg. 913a. Μήτε οὖν τις τῶν ἐμῶν χρημάτων ἅπτοιτο εἰς δύναμιν, μηδ’ αὖ κινήσειεν μηδὲ τὸ βραχύτατον ἐμὲ μηδαμῇ μηδαμῶς πείθων: “¡Qué de ninguna manera ponga mano en mis bienes ni los mueva ni lo más mínimo quien no me convenza de ninguna forma en ningún sentido!”

5) La atenuación es mayor cuando se usa un optativo de posibilidad.

S. E. 637. Κλύας ἂν ἤδη Φοῖβε προστατήριε. “Podrías escucharme, Febo defensor” (=¡Escúchame, por favor, Febo!)

4. Modo Imperativo.

1) Imperativos de presente e imperativos de aoristo para la orden positiva. Con significados solamente aspectuales:

S. An. 1037-1039. Κερδαίνετ’, ἐμπολᾶτε τὸν πρὸς Σάρδεων / ἤλεκτρον, εἰ βούλεσθε, καὶ τὸν Ἰνδικὸν / χρυσόν: “¡Sacad provecho, poned a la venta el ámbar de Sardes, si queréis y el oro del Índico!”

S. T. 404. Τόλμησον εἰπεῖν. “¡Atrévete a decir!”

2) Prohibiciones: imperativo presente en segunda o tercera persona. Hay algunos ejemplos muy raros de imperativos de aoristo (Ar. Th. 870).

S. An. 83. Μὴ ‘μοῦ προτάρβει: “¡No temas por mí!”

3) Imperativo en oraciones interrogativas. Es una rareza que ha hecho correr ríos de tinta. No debían aparecer en este esquema de oración. Moorhouse también sostiene que es coloquial cuya fuente puede ser que la estructura sustituye a verbo modal + infinitivo (¿sabes lo que tienes que hacer?)

Ar. Av. 54. ἀλλ’ οἶσθ’ ὃ δρᾶσον; “¿Sabes lo que tienes que hacer?” (lit. ¿pero sabes qué haz?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s